Por que Uber está apelando una multa de $ 59 millones en California por una solicitud de datos de agresión sexual

Uber Technologies Inc. apeló el miércoles una multa de 59 millones de dólares impuesta por un regulador de California en una disputa sobre si la compañía debería compartir información detallada sobre las denuncias de agresión y acoso sexual reportadas en su plataforma de transporte compartido.

La Comisión de Servicios Públicos de California multó a Uber en diciembre después de que la compañía se negó a compartir la información, incluidos los nombres completos y la información de contacto, argumentando que hacerlo violaría los derechos de privacidad de las víctimas.

El lunes, un grupo contra el abuso sexual también apeló la decisión y apoyó la «transparencia y el compromiso de Uber para proteger a los sobrevivientes».

El director legal de Uber, Tony West, dijo durante una entrevista el martes que ningún regulador le había pedido previamente a Uber información de identificación personal de las víctimas de agresión sexual, y dijo que la CPUC no había revelado por qué necesitaba los datos.

«Si bien puede ser bien intencionado, (contactar a esas personas) puede llevar a la retraumatización de los sobrevivientes», dijo West, y agregó que Uber se había ofrecido repetidamente a resolver la disputa fuera del litigio.

La CPUC no respondió a una solicitud de comentarios.

En la orden de diciembre, un juez administrativo de la CPUC dijo que las preocupaciones sobre la privacidad podrían abordarse reemplazando los nombres de las víctimas con un código que permita al personal de la comisión realizar investigaciones de seguimiento, pero mantuvo la multa de 59 millones de dólares contra la empresa.

La disputa se deriva de un informe de seguridad que Uber publicó en diciembre de 2019, que revela 6,000 informes de agresión sexual relacionados con 2,3 mil millones de viajes en los Estados Unidos en 2017 y 2018.

Ese informe, destinado a garantizar a los conductores y al público que Uber se tomaba en serio la seguridad, ha puesto a la compañía en el centro de atención. El rival estadounidense Lyft Inc. ha prometido un informe similar, pero aún no lo ha publicado.

El lunes, el grupo de defensa RAINN (Red Nacional de Violación, Abuso e Incesto) apeló la orden de la CPUC.

«Las empresas deben ser elogiadas, no penalizadas, por su transparencia y compromiso de proteger a los sobrevivientes», escribió la organización sin fines de lucro en un documento público.